Martes, 13 de Noviembre de 2018
AL INSTANTE: Afirman que ‘Chapo’ sobornó a EPN y FCH.. Ver más

La Columna

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

#LaColumna: El PAN que volvería con Neto Munro

#LaColumna: El PAN que volvería con Neto Munro

06 de Nov del 2018, Hermosillo, Sonora

Por Rodrigo Sotelo / Twitter: @masmedio

Hay una idea demagoga, peligrosamente permisiva y degradante, que en alguna medida comparten los aspirantes a la dirigencia del PAN en Sonora.

Generosos, confunden unidad en reconciliación, con amnistía e impunidad a los identificables militantes y ex militantes que más daño le han hecho a este partido en el pasado reciente.

Del equipo de Jesús Ramón Díaz Beltrán, últimamente hemos escuchado la necesidad de ir por los panistas que se fueron a otros partidos o que participaron en campañas distintas a los candidatos del PAN.

Ponen un par de valiosos ejemplos, ciertamente decorosos: David Figueroa Ortega y Gustavo de Unanue Galla.   

De ellos, quienes promueven a Jesús Ramón Díaz, más bien nos parece una herramienta de cortesía política; es mostrase amnésicamente correctos en aras de no dinamitar aún más el proceso interno.

Tal vez abren los brazos en general, algo conveniente, aunque en realidad se reserven el derecho de admitir solo a quienes se fueron, precisamente, como consecuencia del desprestigio y la desatención.   

En cambio, Ernesto Munro Palacio se ubica entusiasta y sin pudor en su papel de redentor del padrecismo.

Neto llega al extremo de pavonearse repitiendo sin recato la obligación no de perdonar, más bien de ofrecer disculpas a quienes lastimaron y traicionaron los principios panistas.

El PAN que Neto Munro añora que vuelva, es uno atípico en donde lo obsoleto y nocivo vive para dar cátedra –ahora desde la oposición- de honestidad y buenos gobiernos.

El de Neto Munro es el PAN que en Navojoa resucita a Mónica Paola Robles Manzanedo, esposa de Roberto Romero López, como una de sus operadoras.

El PAN de Munro utiliza en Puerto Peñasco –que gobierna su hijo Kiko- la estructura municipal de gobierno para promocionar su candidatura partidista.

El que cobija a Javier Dagnino Escoboza en Cananea –hasta hace unas semanas adorador de los que ahora fustiga-; el que buscó hacer secretario general a Agustín Rodríguez Torres; el que incorporó de emergencia a Lisette López Godínez, y que permite la presencia de Mario Cuen Aranda.

Munro es apoyado, además, por Vicente Sagrestano Alcaraz, Máximo Othón Zayas, Luis Alberto Plasencia Osuna y un acotado listado de ex funcionarios de la administración estatal que descarriló y desmoralizó al PAN Sonora.

No olvidar que, al margen de maromas jurídicas y acuerdos políticos, una mayoría de los mencionados mantienen procesos legales por actos de corrupción, complicidad, desvío de recursos o ineficiencia administrativa.

¿Es el PAN que Neto Munro intenta recuperar? ¿Con qué fin regresar al PAN de las victorias? ¿Para olvidar que se gana para gobernar con decencia y no para acumular riqueza de lo público, que se gaste en amparos?

El próximo domingo 11 de noviembre, más de 10 mil panistas deberán decidir si quieren que vuelva –o reviva- el PAN que anhela Neto Munro o si se inclinan por cambiar con la alternativa de Jesús Ramón Díaz.

Éste último, un joven sin un pasado que se oculte y avergüence y con la planilla más heterogénea y dignificante.

Gracias y hasta la próxima con el favor de Dios.

Rodrigo Sotelo Mendívil

Director General Masmedio

Correo: rodrigosotelo@masmedio.com                                                                                                

Twitter: @masmedio



Compartir