Miércoles, 26 de Febrero de 2020
AL INSTANTE: Todo es un mitote: Guevara sobre anomalías en la Conade.. Ver más

La Columna

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

#LaColumna: Los políticos que nos merecemos

#LaColumna: Los políticos que nos merecemos

14 de Jan del 2020, Hermosillo, Sonora

Por Rodrigo Sotelo / Twitter: @masmedio

Circulan en redes y grupos de WhatsApp añejos fragmentos de videos donde celebridades ya en desuso afirman que en Sonora puro Borrego.

Se trata de “influencers de televisión” tan relevantes como eso y del tamaño del comediante Memo Ríos y el conducto Raúl Araiza, que obviamente se refieren al priista Ernesto Gándara y su intención de ser gobernador del estado.

También, los rústicos simpatizantes de este personaje empiezan a mover que Gándara es la mejor opción, en un juego tramposo de conceptos favorables que intentan describir al político publicitando el hotel de esta familia.

El problema del señor Gándara, al margen de la ilegalidad de su adelantada propaganda, no es que se confirme su escasez de ideas para promoverse y su incapacidad para conformar un equipo comprometido e ingenioso.

A Ernesto Gándara lo descarta que no está ni cerca de entender la obligada conversión que demanda esta nueva circunstancia, y que apueste a una “gran alianza opositora” con la soberbia del indispensable y sin reconocer que esta premisa de sumar antagonistas –que no existen- es una falacia.  

El Borrego Gándara es el candidato que se merece el PRI, y que los priistas desahuciados simularán apoyar como borreguitos.

Pero si lo de Ernesto es indicativo de las limitaciones en quienes buscan llegar, lo que ocurre con el alcalde de Cajeme es sintomático de estos nuevos tiempos de la ignorancia, la obscenidad y la desvergüenza.

El impresentable de Sergio Mariscal, de Morena, ha rebasado todos los registros de ineptitud y demencia.

Este Presidente gobierna el municipio más violento y no se sonroja al recibir un premio por buenas prácticas en seguridad; tiene las vialidades de su ciudad hechas pedazos ¡y se atreve a incluirse en la lista de candidateables!

En Cajeme también tienen el alcalde que se merecen, es por el que votaron y al que hoy le permiten dedicarse en cuerpo y alma a las emociones del béisbol.

Y es que, como si en Cajeme no se siguieran presentando ejecuciones y feminicidios, estos días Mariscal inicia y agota su agenda en el estadio de los Yaquis o con alguna reunión con similar liderazgo de su partido y hasta con lo que queda del PRD.

Es el contraste que se requeriría y no se advierte: a la frivolidad e impericia de los que están por casualidad, solo habría de derrotarle el profesionalismo, la preparación y la disposición para revertir la inercia.

Solo Antonio Astiazarán podría contener y representar tales atributos como decoroso adversario del actual sistema que se consolida, sin cargar la etiqueta de panista y desde una posición de aglutinador que tenga la audacia de incentivar escépticos y revertir decepciones.

De Ricardo Bours es poco lo que se puede agregar (aquí lo hemos tratado ampliamente), de él no se espera otra cosa que un Abelandia, encuentros con tuiteros intrascendentes  o uno que otro video de políticos vacíos como Samuel García.       

Ricardo le aportará a Movimiento Ciudadano lo que se merecen en este partido por entregar sus siglas a un junior empresario con simpatías ficticias, y que desplazó con dinero a una dama inteligente como María Dolores del Río.

Por ello Alfonso Durazo no tiene mucho por qué preocuparse. Su futuro depende de la habilidad para superar fracasos y alcanzar un mínimo de mejoría o estabilidad.

Es más, no ha necesitado ni levantar la mano o distraerse declarando aspiraciones, para estar instalado como el candidato a vencer sin que se tenga, aún, la certeza de que dejará la Secretaría de Seguridad Pública.

¿Cuándo pudo imaginarse que el titular de la dependencia federal más comprometida estaría en esta condición electoral de privilegio a un año y medio de las elecciones?

Habla de la profundidad del hartazgo social por el daño ocasionado y del estigma que paraliza a los que aún se asumen políticamente derrotados.   

Gracias y hasta la próxima con el favor   de Dios.

 

Rodrigo Sotelo Mendívil

Director General Masmedio

Correo: rodrigosotelo@masmedio.com                                                                                                                            

Twitter: @masmedio  



Compartir




LO MÁS VISTO