Martes, 22 de Septiembre de 2020
AL INSTANTE: Recibe gobernadora ventiladores para hospitales de Sonora.. Ver más

blog

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

¿Cuál es la mejor y la peor edad para casarte?
Conoce la Teoría de Ricitos de Oro

¿Cuál es la mejor y la peor edad para casarte?

11 de Aug del 2017, Hermosillo, Sonora

Casarse es emocionante y aterrador. No importa si te muerdes las uñas por las ansias o por un ataque de pánico, es natural que te cuestiones si es el momento ideal para unir su vida por siempre y para siempre, amén. Lo usual es que nos preguntemos si estamos preparados o si no seremos demasiado jóvenes para dar ese paso.

De acuerdo con las estadísticas, sí existe un rango de edad en el que eres más susceptible a divorciarte. Pero no sólo por ser muy joven, sino también por "haberte tardado de más".

El investigador social Nicholas H. Wolfinger analizó los números de la Encuesta Nacional de Crecimiento Familiar (NSFG, por sus siglas en inglés) del 2006 al 2010 para descubrir cuál es la edad en la que somos más propensos a divorciarnos.

En general creemos que las parejas adolescentes tienen una menor probabilidad de alcanzar un matrimonio estable, y es cierto: estas parejas tienen un riesgo de separarse del 38 %. Entre más velitas de cumpleaños soplas, este porcentaje se reduce. Al principio de tus 20 la probabilidad de divorciarte es de un 27 %, de los 25 a los 29 años es del 14 % y entre los 30 y 34 es del 10 %.

Lo inesperado fue que Wofinger encontró que después de esas edades, el riesgo de separación vuelve a subir; no tanto como cuando se es adolescente, pero sí aumenta. Quienes se casaron después de los 35 tienen una probabilidad del 17 % de separarse después de cinco años juntos.

La revista Slate definió este fenómeno como la Teoría de Ricitos de Oro: no debes casarte ni muy pronto, ni esperar demasiado. De acuerdo con estas estadísticas la edad ideal para dar el sí es entre los 25 y los 34.

Algunos de los factores que provocan que los esposos jóvenes no suelan tener relaciones duraderas son la falta de madurez, la inexperiencia en pareja y la inestabilidad económica. Motivos para nada nuevos ni sorprendentes. Lo que llama la atención es lo de las personas de más de 35 años. ¿Por qué sucederá así?

Wolfinger afirmó que ni la raza, la educación, el pasado sexual, la religión o la historia familiar explican por qué existe tal cosa como casarse demasiado tarde. Aún no hay una explicación concluyente, pero el investigador tiene la hipótesis de que tal vez las personas que esperan más para dar el anillo no son el tipo de individuos que traigan el matrimonio en las venas, lo que los hace menos aptos para él (eso no es malo, el problema está cuando se fuerzan a creer que sí deberían casarse). 

O al revés, como el menú para escoger esposo en esas edades ya se redujo a gente que ni tiene tantas ganas de unirse en matrimonio, pues la posibilidad de que termines con alguien así es mayor.

Ojo: recuerda que las tendencias matemáticas no son una ley inquebrantable que selle tu destino sin que seas capaz de hacer algo al respecto. Así que nada de entrar en crisis si acabas de cumplir 24 y tu boda ya es mañana, o si tienes 33 y todavía no ves el altar cerca.

 

 

 



Compartir




LO MÁS VISTO