Lunes, 20 de Noviembre de 2017
AL INSTANTE: Abrió sus puertas el otro sueño de Steve Jobs.. Ver más

La Columna

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

#LaColumna: El Pato los va a traicionar

#LaColumna: El Pato los va a traicionar

04 de Oct del 2017, Hermosillo, Sonora

Por Rodrigo Sotelo / Twitter: @masmedio

Imaginemos por un momento que el hoy Secretario de Educación y Cultura, en funciones de candidato, llegue a la Presidencia Municipal de Hermosillo.

Analicemos el escenario político-partidista en los tres últimos años de gobierno de Claudia Pavlovich Arellano, y el (mal)trato que el nuevo alcalde daría a su antecesor, Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez.

Reflexionemos sobre los alcances y arrebatos que tendría este, desde el primer día en el Ayuntamiento, precandidato a gobernador del Estado.

El Pato los va a traicionar.  

Ernesto De Lucas Hopkins, es un político que en su desmedida ambición y contenida inseguridad (aunque aparente lo contrario) es capaz de desprenderse de todo y de todos para alcanzar sus propósitos. No tiene escrúpulos.

Es muy hábil, es útil, es experto en manipular. Pero no tiene principios ni valores. Se traicionaría así mismo si fuera necesario.

De verse obligado por la circunstancia electoral, estaría dispuesto a pactar hasta con su némesis Ernesto Gándara Camou, el prototipo del político traidor al que nunca imaginó superar.

En su historia legislativa y gubernamental, El Pato De Lucas ha pasado de adorar al ingeniero Eduardo Bours, a tildarlo de loco por sus reapariciones y supuestas aspiraciones.

La entrañable figura del maestro al que todo le debía (y que visitaba con frecuencia en obregón para pedirle consejos y enterarle de cada uno de sus pasos), se redujo a un simple escalón que ya no le merece la lealtad que antes le juraba.

De Lucas pasó de golpear –y mandar que lo hicieran- a una dirigente estatal del PRI que llamaba tibia, a convertirse en el más grande de sus aduladores en el actual gobierno.  No me mando solo, tengo jefa política, afirma ahora sin pudor.

¡De gritarle “de la que nos salvamos” a Manlio Fabio Beltrones, para ahora servirle de tapete!    

Porque no es mentira si se dice que De Lucas se incluyó en el proyecto de la Gobernadora Pavlovich, porque no tenía alternativa y, sobre todo, porque siempre tuvo la necesidad –y visión- de encajar en el grupo que tomaría el control del Estado.

Lo logró y no es poco mérito. Ahora se presume intocable por la eficiencia y momentánea lealtad que ha demostrado –hay que decirlo, también- a este mismo grupo que define permanencias y candidaturas.

¿Qué se puede esperar de un personaje que viene de Magdalena a crecer a Hermosillo –sin que sea literal, claramente-, pero que presume orgulloso su tarjeta de invitado Yaqui porque los Naranjeros son un “equipo charlatán”?

¿Qué otra cosa se puede esperar de un Secretario de Educación dedicado a buscar talento artístico en las colonias de Hermosillo –nunca fuera de la capital-? ¿De quién organiza torneos de tercias? ¿Desfiles de moda?

Ernesto De Lucas es de ese tipo de personas leales a lo que los demás tienen y representan.

Da testimonio su paso por la Cámara de Diputados donde aprobó el incremento del IVA al 16 por ciento y su vergonzante salida de Promexico enemistado con los mismos peñistas que intentó agradar.

El Pato los va a traicionar, porque esa es su esencia.

Va a traicionar al Maloro Acosta, y desde la misma campaña si se ve forzado; va a traicionar a la Gobernadora Pavlovich al verla –naturalmente- en decadencia; va a traicionar a Sylvana Beltrones, y tal vez convenciendo de un interés mayor.

Va a traicionar a Miguel Pompa Corella y Jorge Durán Puente, sus aliados en este gobierno. El Potrillo siempre ha tenido sus reservas sobre El Pato De Lucas, pero el Yogui está, penosamente, rendido a sus propósitos.

El de Jorge Durán, por cierto, un caso al que en próxima ocasión le dedicaremos el espacio protagónico que merece. Es sintomático de inoperancia, ineptitud y semejanza con la corrupción del pasado reciente.

Va a traicionar a Toño Astiazarán, su amigo de siempre y un perfil  que, por competitivo, se encontraría en el camino;  va a traicionar al Pano Salido; va atraicionar a los Claussen, a la Flor, a la Kitty.  

El Pato los va a traicionar a todos, porque no juega en equipo, porque no tiene amigos y porque vive ensimismado.     

Los va a traicionar, porque así le ha funcionado.

Y porque hasta le festejan.

Gracias y hasta la próxima con el favor de Dios.

Rodrigo Sotelo Mendívil

Director General Masmedio

Correo: rodrigosotelo@masmedio.com                                                                                

Twitter: @masmedio



Compartir




LO MÁS VISTO