martes, noviembre 29, 2022
spot_img
InicioColumna del Staff de MasmedioEl show de David Palafoxito

El show de David Palafoxito

El show de David Palafoxito

La burda y circense idea de autoincendiar el Focus que utiliza su servicio doméstico,
ponen a David Palafox Celaya como la muestra más pura y cercana que puede haber
de la desesperación que impera en el equipo de Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez.

No sólo parecen perder una elección municipal, Maloro y sus compadres están perdiendo
la vergüenza.

Ayer, la inconsistente estrategia del equipo de Manuel
Ignacio los llevó al extremo de simular que al dirigente municipal del PRI le
había quemado “por motivos políticos” su modesto vehículo sedán, modelo 2002,
en los alrededores de la oficina del candidato del PRI a la Alcaldía.

El guion de la telenovela de Palafox indicó que el “cobarde
atentado” ocurriría al momento en que éste interponía una denuncia por daño a
la propaganda del candidato de los “valores y la familia”.

No todos lo saben, pero David es un tipo que debido a la
fortuna amasada en su vida como servidor público, puede presumir una holgura
económica envidiable.

Hasta hace unos días, circulaba por las calles de esta
ciudad en una envidiable Captiva roja,
modelo 2011.

Poca cosa para los alcances financieros de este joven que ha
pasado por generosos puestos de gobierno federal, como Aduanas y la Lotería, y que
hasta se presume cuenta con acciones en algunos casinos.

Bien, pues pese a esas evidencias innegables, Palafoxito montó en cólera y arremetió
contra el reportero de esta empresa, por preguntarle sobre esa excéntrica
tendencia a usar carros no acordes a su nivel de vida.

La respuesta: que efectivamente tuvo que regresar al Focus y vender la Captiva porque atraviesa por problemas financieros…  una mentira que lo ridiculiza y que ofende a
quienes dicen querer representar.

Pero, expongamos algunos sucesos de ayer mismo que descubren
los limitados alcances de estos politiquitos
que quieren jugar a la estrategia electoral.

En plena madrugada, echaron a andar la jugarreta rayándose
una cantidad importante de propaganda de Maloro
Acosta. Incluso, lo hicieron en la misma barda de la oficina de campaña. Igual
en algunas publivallas.

Esto sin contar lo inverosímil que resulta pensar que el
candidato que lleva 25 puntos de ventaja, decide mandar quemar carros de los
adversarios que ni a competencia llegan.

Se trataba de una vacuna preparatoria al show que daría el
payaso de David Palafox a eso de las 6:30 de la tarde.

Dato curioso y desaseado: vandalizaban publicidad del PRI y
dejaban limpiecita la de los candidatos panistas. Cuando hasta antier sucedía
exactamente lo contrario.

En fin, una pena lo que vemos con la oposición que no es
capaz de competir de frente y hasta donde entendemos, con las “armas” de la
creatividad, la propuesta y el trabajo en las colonias.

Bochornoso ver al Maloro
permitir estas acciones que lo marcarán pese a su promisoria carrera política.
Lo creíamos más inteligente.

Caray, mira que confiar este tipo de operaciones a un sujeto
que teniendo el “control” de la militancia como dirigente, no fue capaz de
hacerse de una candidatura local… sinónimo de ineptitud.

¿Esa es la honestidad que enarbolas, Maloro? ¿A éstos valores te refieres cuando hablas con tanta
amargura de tu adversario? Sin mencionarlo, claro. Porque hay que tener
pantalones para ser frontal. Y no es el caso.

De Palafoxito nos
reservamos más adjetivos y detalles de sus andanzas en el Distrito Federal. No
vale la pena.

Ahí llegarán estos alegres compadres al próximo Cabildo de
Hermosillo, que viendo los teatros que montan, serán dignos sucesores del Pollo Medina.

Gracias y hasta pronto.

RELATED ARTICLES

Most Popular