Austriacos rechazan confinamiento nacional

0
1

<div>Varias miles de personas se manifestaron este sábado en Viena, la capital austriaca, en contra del confinamiento y la vacunación obligatoria anunciados el viernes por el gobierno para intentar frenar el aumento de casos de covid-19.</div><div><br></div><div>El organizador de la protesta fue el partido de extrema derecha FPÖ, pero su líder, Herbert Kickl, no acudió por ser positivo al virus.</div><div><br></div><div>Con pancartas denunciando "la corona-dictadura" y eslóganes como "no a la división de la sociedad", la multitud se reunió en el corazón de la capital austriaca, cerca de la cancillería.&nbsp;</div><div><br></div><div>La protesta se desarrolló bajo fuerte vigilancia policial, ya que las fuerzas del orden temían la llegada de hinchas violentos, militantes neonazis y del movimiento identitario, de extrema derecha.&nbsp;</div><div><br></div><div><br></div><div>No es normal que nos quiten nuestros derechos", reclamó Katarina Gierscher, profesora de 42 años que hizo seis horas de trayecto para llegar desde el Tirol, en la frontera con Italia.&nbsp;</div><div><br></div><div>El gobierno nos quiere dividir. Tenemos que mantenernos unidos", agregó.</div><div><br></div><div>El canciller austriaco, el conservador Alexander Schallenberg, anunció el viernes un confinamiento total de la población hasta el 13 de diciembre.</div><div><br></div><div>Una semana antes, el gobierno había anunciado también un confinamiento de las personas no vacunadas.&nbsp;</div><div><br></div><div>A partir de este lunes, los 8.9 millones de austriacos no podrán salir de su domicilio salvo para realizar compras, hacer deporte o acudir al médico.</div><div><br></div><div><br></div><div>Las escuelas siguen abiertas, pero se recomendó a los padres guardar a los niños en casa.&nbsp;</div><div><br></div><div>Además, el gobierno también prepara una ley para tornar la vacunación obligatoria para los adultos a partir de febrero.&nbsp;</div><div><br></div><div>Schallenberg criticó el viernes las "fuerzas políticas en este país que se oponen con vehemencia" a la vacunación y denunció un "atentado contra nuestro sistema de salud".&nbsp;</div><div><br></div><div>Austria alcanzó niveles de contagio que no se veían desde la primavera boreal de 2020: más de 15 mil nuevos casos diarios, mientras que la tasa de vacunación ronda el 66%, es decir, ligeramente por debajo de la media europea.</div>