¿Por qué te despiertas a las 3 de la mañana? ¡Esto es lo que significa!

Dormir adecuadamente cada noche resulta fundamental para proteger la salud del organismo

0
17

Si eres de los que te despiertas entre las tres y las cuatro de la madrugada cada día, te mostramos las razones que hay detrás y algunos consejos para volver a dormir fácilmente.

Ya has dormido unas horas y te cuesta volver a conciliar el sueño

A medida que pasan los años necesitamos menos horas de descanso y suelen ser frecuentes los despertares nocturnos o la fragilidad del sueño, lo cual promueve que ante un mínimo sonido o estímulo nuestros ojos se abran y nos cueste volver a dormir.

Si te ocurre con frecuencia que coges el sueño rápidamente pero te despiertas hacia las tres o las cuatro de la madrugada y te cuesta volver a dormir, es preciso que sepas que resulta más frecuente de lo que parece.

La realidad es que no dormimos igual toda la noche sino que a lo largo de la misma completamos entre dos y cuatro ciclos de sueños y cada uno de estos ciclos incluye diferentes fases.

¿por qué dormimos?

Cada ciclo de sueño se alarga como máximo unas tres horas y por ello a partir del primer ciclo completo, el nivel de alerta y la capacidad de despertarnos es mucho más alta.

Esta es la razón por las cuales nos solemos despertar hacia las tres o cuatro de la mañana, aunque nos acostamos muy cansados y hayamos conciliado fácilmente el sueño.

En algunos casos el segundo ciclo llega de forma natural, mientras que a otros tras haber dormido algunas horas y necesitar menos el descanso, resulta más complejo volver a conciliar el sueño.

Así puedes volver a dormir tras despertarte de madrugada


Si con frecuencia te ocurre que tras haber dormido unas horas te despiertas de madrugada y cuesta volver a conciliar el sueño te recomendamos lo siguiente:

  • Evita mirar el reloj para prevenir una mayor ansiedad que impide el sueño
  • Intenta no levantarte de la cama y si esto te resulta imposible, pues sólo da una pequeña caminata y vuelve al descanso.
  • Evitar el uso de cualquier dispositivo electrónico ya que la ya la luz que estos emiten puede entorpecer la conciliación del sueño.
  • Aplicar técnicas de relajación por ejemplo poner en marcha la respiración diafragmática o utilizar la meditación para poder volver a dormir.
  • Cambiar de habitación si fuese imposible volver a dormir en el lugar en el que comenzamos el descanso.
  • Realizar alguna actividad monótona para distraernos relajarnos y poder así, volver al sueño.
  • Estas son las razones por las cuales te despiertas con frecuencia entre las tres y las cuatro de la madrugada y algunos consejos para volver a dormir fácilmente.