Lunes, 06 de Diciembre de 2021
AL INSTANTE: 25 millones de adultos en México no se han vacunado.. Ver más

La Columna

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

#LaColumna: No es cierto, Sonora no les duele

#LaColumna: No es cierto, Sonora no les duele

14 de May del 2021, Hermosillo, Sonora

Por Rodrigo Sotelo / Twitter: @masmedio

De todos los mensajes encontrados en relación al asesinato del candidato Abel Murrieta, nos quedamos con el hilo impecable que publicó desde ayer en tuiter el diputado panista Eduardo Urbina.

Merece replicarlo:

“Mi más sentido pésame para la familia y seres queridos de Abel Murrieta. Hoy todos los que nos dedicamos al servicio público somos un poco o un mucho responsables. Hemos dejado que México se nos vaya de las manos y hemos apostado al olvido, a la normalización y simulación.

Es triste y doloroso vivir en un país donde te de miedo hablar de algunas cosas, decir algunos nombres, ir a algunos lugares, meterte con algunas personas. Vivimos en un Estado fallido en donde se maquilla la espantosa realidad de que México está perdido.

No nos confundamos, esto no es de colores, ni de partidos, en ese tema todos somos un fracaso. Pedir y ofrecer investigaciones exhaustivas está de más, debe ser algo irreductible. Hoy es nuestra obligación caminar hacia el rumbo correcto, Dios nos ilumine para que así sea”.

Urbina no puso que le duele Sonora, que tiene el corazón estrujado, que no pudo dormir, que el mundo está de luto, que también mataron la democracia, y esas frases mamonas tan llenas de falsedad, frivolidad y desconocimiento.

Urbina fue sensato, autocrítico, empático, realista. No pidió renuncias, tampoco sacó raja política, no ensalzó ni dramatizó un caso específico, consciente de otros igual o más trágicos.

Por cierto, el diputado Eduardo Urbina es uno de esos personajes emergentes de nuestra generación que la Alianza desaprovecha y margina de las posiciones y decisiones importantes.

Pero bueno, decíamos.

Sonora no les duele a nuestros políticos, candidatos y gobernantes, lo que les asusta es perder privilegios, que se descubran negligencias y se cancelen contubernios.

Les aterra que los ciudadanos despierten y volteen a verlos como los principales causantes.

La inseguridad que hoy hace crisis, que bulle escandalosamente por la ejecución de una figura pública –como siempre ocurre- no se originó con la llegada de la Cuarta Transformación –que no supo contenerla-, es producto de décadas de abandono, improvisaciones y ambiciones.  

La violencia tiene como alicientes a la desigualdad, tanta pobreza, el sistema educativo caduco, la drogadicción, la corrupción policiaca.

Hagamos un ligero recuento, sin que implique reparto de culpas pero sí una mirada más profunda y justa de esta catástrofe en la que nos han sumergido nuestros gobiernos, todos, de todos los niveles.

¿Quién gobernaba cuando la tragedia de la Guardería ABC, el estado y la capital, y quién se aprovechó de esta desgracia para ganar elecciones?

¿Quién gobernaba cuando mataron al diputado electo Eduardo Castro Luque (también en Cajeme), el estado y el municipio, y quiénes optaron por callar (incluso, por compensar a la esposa) para no trastocar acuerdos y complicidades?

¿Qué actores políticos figuraban desde ese entonces (algunos con protagonismo) y a qué partidos pertenecían?   

Los mismos que ahora van en Alianza y llevan como “salvador” a uno de los que bien puede incluirse como involucrado.

Los mismos que ahora se desgarran emocionados soltando lamentos, condolencias y acusaciones, omitiendo las consecuencias de sus acciones u omisiones.

No es propósito ni pertinente personificar, es evidente que hay historias de gobierno, pasadas y recientes, que explican este deterioro que amenaza con normalizarse.

Lo que concierne, mínimamente, es evitar que estas mismas manos vuelvan a despojarnos de la posibilidad de que las cosas cambien y reparen.

Que los mismos actores, en ocasiones dolidos y en otras indignados, nos sigan ensuciando gobierno, desprestigiando instituciones y pervirtiendo buenas intenciones.

Gracias y hasta la próxima con el favor de Dios.

Rodrigo Sotelo Mendívil

Director General Masmedio

Twitter: @masmedio

Correo: rodrigosotelo@masmedio.com / rodrigosotelo69@hotmail.com



Compartir