Domingo, 17 de Octubre de 2021
AL INSTANTE: Teo González narra cómo sufrió un infarto.. Ver más

La Columna

Conoce aquí las noticias que acontecen en nuestro país

 #LaColumna: Se llevan entre las patas al PRI Sonora

#LaColumna: Se llevan entre las patas al PRI Sonora

03 de Sep del 2021, Hermosillo, Sonora

Por Rodrigo Sotelo / Twitter: @masmedio

No tenemos interés, ni necesidad, de defender ni crucificar al dirigente Ernesto De Lucas, pero el desprestigio que le ocasionan sus propios empleados es en parte su culpa y patrocinio absoluto del gobierno del estado.

A El Pato, como ingrato pago a la disciplinada institucionalidad que ha mostrado en todo momento, su gobernadora se lo está llevando entre las patas.

Que la precaria situación económica de los partidos no sea privativa del PRI Sonora, porque al igual no le han llegado participaciones al PAN o hasta Morena, no los exime ni es excusa para incumplirles a sus trabajadores.

Porque podrá encontrar salidas, pero el dirigente está obligado a prever, enfrentar y actuar, en todo caso, para revertir esta situación y no esperar a que le estallen los problemas días antes de entregar su oficina. 

Su comportamiento, más que de defensor de su gente, pareciera el del típico político cómplice que apuesta a la docilidad o al paso del tiempo. 

El también diputado De Lucas tiene la responsabilidad, más que ningún otro dirigente que tampoco reclama esta desatención, de gestionar ante su gobierno para que transfiera los recursos que, inexplicablemente, está jineteándole al Instituto Estatal Electoral.

Aunque lo visto, nunca antes registrado con tanta desvergüenza, no es más que el reflejo de la anarquía estatal generalizada que estamos viviendo y con la que se están despidiendo. Incluido El Pato De Lucas, quien forma parte de este mismo sistema de privilegios y distorsiones.

Pero, después de esto descubierto y que él ha consentido, ¿con qué cara El Pato se subirá a tribuna del Congreso a dramatizar por alguna omisión o ineficiencia financiera del nuevo gobierno? 

Lo increíble, es que Claudia Pavlovich –a través de su fantasmal secretario de Hacienda Raúl Navarro- se adjudique la facultad de administrar, dosificar un dinero que no le corresponde y que, además, genera una afectación a quienes les sirven con más convicción y entrega.

Y es que Claudia Pavlovich debe suponer que las constitucionales ministraciones a los partidos políticos son un favor o una dádiva de gobierno.

Ahora, si este desaseo se presenta en las prerrogativas etiquetadas desde lo federal para los partidos políticos, ¿qué tanto de turbio u opaco hay en lo ejercido con pretexto de la pandemia?

Son cientos de millones de pesos manejados por un contador público enviado, sin advertir las oportunidades que venían, a cuidar el negocio de las medicinas y la salud pública.

Aunque lo que sí es demostrable en este momento, es que el penoso episodio es el inicio de la ruina que viene en el PRI, donde hasta los favorecidos que sí reciben su quincena puntual como funcionarios de gobierno, tampoco encuentran consuelo ni otra forma de subsistencia.

Por cierto, bien haría el coordinador y dirigente en donar, cuando menos, su primera quincena en el Congreso del Estado como una expresión de empatía y vergüenza política.

Ah, y en salir a explicar y solucionar protegiendo a quienes le han servido por más de dos años en el Comité Directivo Estatal.

Ya no para seguir poniendo la cara por quien ha sido especialista en esconderla.   

Suena irónico, pero Ernesto De Lucas y los trabajadores inconformes ahora coinciden en que no les han pagado bien su lealtad a quienes mandan en el PRI Sonora. 

Aunque El Pato es un tipo tan admirable y particular, que acaba siempre como una víctima que se alimenta y crece con las tragedias, de otros.

Es un perfecto protagonista retórico. 

Gracias y hasta la próxima con el favor de Dios.

Rodrigo Sotelo Mendívil

Director General Masmedio

Twitter: @masmedio

Correo: rodrigosotelo@masmedio.com  / rodrigosotelo69@hotmail.com   



Compartir




LO MÁS VISTO