lunes, septiembre 26, 2022
spot_img
InicioColumna de Rodrigo Sotelo#LaColumna: Conviene escuchar a Damián Zepeda

#LaColumna: Conviene escuchar a Damián Zepeda

Para el caso Sonora, al panismo le convendría atender la genérica advertencia del senador Damián Zepeda para desmarcarse del partido se “renueva” rindiéndose a Manlio Fabio Beltrones.

Por Rodrigo Sotelo / Twitter: @SoteloRodrigo

Pocas voces tan sensatas y oportunas en la vida pública actual del país, para temas parlamentarios y de partidos, que la del senador panista Damián Zepeda Vidales.

No en pocas ocasiones este político de Sonora, tal vez uno de los más acreditados y desaprovechados, ha dado muestras de su consciencia, valentía y autocrítica como opositor racional a Morena Gobierno.

En tribuna, a Damián Zepeda se le ha escuchado hablar de la dañina reforma educativa, de una nueva estrategia de seguridad pública regulando la presencia y participación de las fuerzas armadas y condenando consistentemente el uso político de la justicia.

En entrevistas, plantea con insistencia el rompimiento electoral con el PRI y la Alianza “que jamás debió de haber existido”.

Damián considera que la supervivencia de la bancada panista, en Cámara de Diputados, Congresos estatales y en el Senado de la República, no se consigue queriendo pegar un plato que está roto.

Pero sí pone sobre la mesa la posibilidad de un acercamiento institucional, pero con Movimiento Ciudadano.

A mí me parece que están con mucho temor de intentar algo distinto; es hora que el PAN se anime, se eche a nadar, que presente un proyecto que genere esperanza y no se va a lograr abrazados del PRI”.

Y en redes, es uno de los pocos que se mantiene activo, aunque aislado, con argumentos que sirven de contrapeso para el autoritarismo presidencial y legislativo esquizofrénico que se está padeciendo.

Hago el reconocimiento porque el ex dirigente nacional del PAN refiere como pocos la situación crítica por la que atraviesa su partido y la Alianza Va por México.

Porque sus reflexiones retratan la convivencia insana, casi cómplice entre panistas y priistas.

Y porque pese a que Damián Zepeda no voltea hacia abajo (una de sus señaladas características), es pertinente recoger sus palabras dada la relevancia de la postura de su partido en momentos en los que el PRI se volvió nocivo hasta para los priistas.

Para el caso Sonora, al panismo le convendría atender la genérica advertencia del senador Zepeda para desmarcarse del partido que estando en manos un impresentable como Alito Moreno, se “renueva” rindiéndose a Manlio Fabio Beltrones.    

Es lo que significa la llegada de Rogelio Díaz Brown al PRI Sonora, a quien imponen con el objetivo no de fortalecer militancia, dignificar acuerdos o generar simpatías.

Los beltroistas acostumbrados a convertir tragedias en oportunidades vieron en juego dos pluris, y las arrebataron.

A los panistas del estado deberá tocar, en palabras de Damián Zepeda, mostrar dignidad y determinación, recuperar la identidad y perder el miedo –incluso- a no ganar elecciones.

O terminarán sentados en las piernas de un mismo amo.

Militarización y el efecto Beltrones

Discutir hoy sobre la inminente militarización extendida es tan ocioso e inservible, para efecto de que no modifica en nada el fracaso en la estrategia de seguridad pública en todos los estados y municipios…

Como suponer que en el PRI, PAN, PT o Morena son menos malos o más buenos partiendo de sus escándalos de gobierno o de la resistencia interna a la irremediable injerencia de los jefes que se benefician de estos partidos.

Son debates irrelevantes para lo verdaderamente importante.

Al PRI, al PAN y a la oposición resulta que le interesa mucho el voto en el Senado, para mantener o no el Ejército en las calles hasta 2028, de la sonorense Sylvana Beltrones Sánchez.

Sí, se observa y valora la decisión de la hija de un hampón corruptor de la política que acaba de atropellar a los priistas, negociando con el neomorenista Alito Moreno, para recuperar el control absoluto del PRI en Sonora.

Mientras que Morena, el PT y aliados en el poder se mofan de esta decadencia moral de sus contrarios neoliberales, incorporando al senador panista Raúl Paz, afamado por aquella fiesta de diputados federales con teiboleras en 2014.

Son la misma chingadera. Y con éstos mismos, la violencia no tiene fin.

Piedad con el pobre Heriberto

No temo equivocarme si catalogo al secretario de Infraestructura, Heriberto Aguilar Castillo, como el más exigido, y evidenciado, en el gabinete del gobernador Alfonso Durazo Montaño.

Al pobre Heriberto ya le ha pasado de todo en las conferencias semanas del gobernador.

El guaymense debe soñar con las diapositivas, las enormes cifras en inversión, los múltiples proyectos anunciados y, ahora, con la exigencia de arranque de obras que recae al área que él encabeza.

Ayer, por ejemplo, el gobernador Durazo le puso un ultimátum: “de aquí al día de mi informe el 13 de octubre, vamos a iniciar absolutamente todas las obras de modernización del puerto de Guaymas”.

El compromiso del Secretario fue dar el banderazo de inicio del nuevo muelle, del dragado de construcción, un cuarto refrigerado y el circuito de vías ferroviarias al interior del recinto de aquí al 6 de octubre, y antes del 13 de octubre el arranque de la carretera Guaymas-Chihuahua.

Renuncia de por medio”, le advirtió el mandatario.

No ganamos nada compadeciéndolo, pero es que ya hasta nos causa ternura.

Gracias y hasta la próxima con el favor de Dios.

Rodrigo Sotelo Mendívil

Director General Masmedio

Twitter: @SoteloRodrigo

Correo: rodrigosotelo@masmedio.com / rodrigosotelo69@hotmail.com

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular